¿Qué es un edificio pasivo? ¿Por qué Passivhaus?

sate_aislamiento-de-fachadas-portada_2
SATE, aislamiento de fachadas
30 septiembre, 2016
Mostrar todo
entrada-blog_por-que-passivhaus_2

Podemos definir un edificio pasivo como aquel que es capaz de refrigerarse y calentarse con una baja demanda energética, de manera que las necesidades de calefacción y refrigeración puedan aportarse mediante un sistema de ventilación.

Para más información, también puede consultar este enlace, en el que a través de los datos de contacto podrá obtener toda la información que necesite al respecto de la ventilación.

SISTEMAS DE VENTILACION EN LAS CASAS PASIVAS

Para que un sistema de ventilación sea capaz de refrigerar o calentar por si solo un edificio este debe tener un alto grado de estanqueidad al aire, evitando las infiltraciones no deseadas. Conseguirlo es un trabajo muy minucioso y exhaustivo, que empieza desde la fase de proyecto, proyectando el encintando, y controlando su ejecución.

Igualmente, el sistema de ventilación debe llevar un sistema de recuperación de calor, calificado para transportar la carga de frío y calor demandada por el edificio pasivo. Uno de los elementos clave que facilita el funcionamiento del edificio como pasivo es el cuidado especial que se le otorga a la elección e instalación de le envolvente térmica, evitando la perdida de calor en climas frío y protegiendo del calor en los cálidos.

FACTORES BIOCLIMATICOS  EN LAS CASAS PASIVAS

Los factores bioclimáticos que han de tenerse en cuenta durante la fase de proyecto, tales como el clima, situación y orientación o el factor forma sumados a los conceptos ya expuestos son los que aportan el adjetivo “pasivo” a un edificio.

A todos estos factores hay que añadirle uno no menos importante, y que desde mi punto de vista hace de la certificación Passivhaus un sello de calidad tan solicitado, las exigencias para el ahorro energético son más restrictivas a la hora de construir bajo parámetros Passivhaus que las normativas actuales. Aplicando los distintos niveles de exigencia Passivhaus conseguiremos una edificación muy próxima al concepto ECCN, Edificio de consumo casi nulo.

Hay que destacar las pruebas que se realizan una vez el edificio está ejecutado, necesarias para obtener el certificado y que garantizan que lo construido se ajusta a proyecto, que previamente ha de ser evaluado por el programa de cálculo PHPP, desarrollado por el Passivhaus Institut, para obtener unos parámetros de eficiencia teóricos acordes a las exigencias que se evaluarán con las pruebas finales.

Todo lo expuesto anteriormente se traduce para el propietario en un ahorro potencial de hasta un 90% en comparación con un edificio convencional. Para ello es interesante repasar las distintas exigencias que establece el Passivhaus Institut en función del tipo de certificado.

BENEFICIOS A LA HORA DE ELEGIR UNA CONSTRUCCION PASSIVHAUS

Además, podemos añadir una serie de beneficios, que no son tan fácilmente cuantificables, pero sin duda son un plus a la hora de elegir una construcción Passivhaus por encima de una tradicional:

  • Confortable, gracias a la hermeticidad que evita la pérdida de temperatura interior se consigue una gran uniformidad en la climatización de las viviendas traduciéndose en un alto grado de confortabilidad.
  • Calidad del aire, los sistemas de ventilación unidos a la hermeticidad consiguen que la calidad del aire interior en una vivienda pasiva sea superior a la que podemos encontrar en una construcción tradicional.

entrada-blog-por-que-passivhaus

  • Funcionamiento probado, hoy en día se han construido a lo largo del plante miles de viviendas Passivhaus, por lo que tenemos un sistema perfeccionado y muy probado, que ofrece unos beneficios reales y unos resultados constructivos óptimos.
  • Innovación, el sistema Passivhaus está inmerso en una evolución constante desde su creación, añadiendo a su sistema constructivo los últimos avances. Contando siempre con los últimos productos y desarrollos enfocados a la eficiencia y sostenibilidad.
  • Sostenibilidad, gracias a la baja demanda de una edificación Passivhaus, muy cercana al concepto de EECN, edificios de energía casi nula, la demanda energética puede ser cubierta por completo por energías renovables, reduciendo así el consumo de energías limitadas. No hay que olvidar que los edificios son los responsables casi del 40% de consumo de energía mundial.
  • Ahorro económico, si bien es cierto que la inversión inicial que hay que hacer con respecto a un edificio tradicional es superior esta diferencia se amortiza rápidamente con el ahorro energético que ofrecen estas edificaciones.

En pocos años veremos como la concienciación con respecto a nuestra forma de construir hará que las normativas se adapten a los parámetros establecidos por el Passivhaus Institut. Desde Lauvar apostamos por cumplir con las exigencias Passivhaus e ir un paso por delante a la normativa, ofreciendo a nuestros clientes todos los adelantos del sistema, que pueden consultar en el siguiente enlace de los datos de contacto.